Juntos por la Niñez

Se busca evitar la reincidencia y avanzar en la disminución del índice de niñas, niños y adolescentes que realizan actividades lucrativas en calle, contribuyendo al desarrollo social de los menores y sus familias.

Descripción

El trabajo urbano marginal infantil es un asunto de atención prioritaria en la agenda de los gobiernos alrededor del mundo, porque su impacto y daño a la niñez y a la sociedad en general se traducen en altos costos. Una de las consecuencias más nocivas de esta actividad se manifiesta en la dificultad que enfrentan para asistir a la escuela las niñas y niños que realizan acciones laborales en la vía pública, lo que impide un aprendizaje y desarrollo social adecuado. La Convención sobre los Derechos del Niño, exhorta en su Artículo 32 a proteger a las niñas y niños de ser víctimas de explotación económica y de desempeñar cualquier trabajo que pueda ocasionarles daño, entorpecer su educación, o que sea perjudicial para su salud y desarrollo.

De acuerdo con estadísticas del INEGI, al año 2015, ocho de cada 100 niñas y niños realizan algún tipo de trabajo, presentándose principalmente en los varones, siendo lo más preocupante que cuatro de cada 10 niños trabajadores, no asisten a la escuela.

En este sentido, el Programa Juntos por la Niñez contempla acciones orientadas a combatir y disminuir el trabajo urbano marginal infantil urbano, que se realiza los 365 días del año en las principales avenidas y cruceros de la Ciudad, mediante medidas de prevención, detección y atención, otorgando estímulos económicos y apoyo alimentario mensualmente a niñas, niños y adolescentes que oscilan en un rango de edad de entre cinco y 15 años, para la reincorporación de los menores al seno familiar y a sus actividades escolares, comprometiendo la participación activa de sus familias por medio de la estrategia de Escuela para Padres; cabe señalar que derivado de los destacados resultados del programa, se ha logrado involucrar a la sociedad civil, así como a empresarios de la localidad, y servidores públicos para apadrinar a un niño ex trabajador de calle, mediante la aportación de un donativo mensual con el que se cubren el estímulo económico y el apoyo alimentario, con el propósito de que los beneficiarios continúen sus estudios de nivel básico y puedan tener una infancia normal lejos del trabajo en calle, de esta manera sociedad y gobierno trabajan por un mismo objetivo: la protección de los derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Objetivo

Evitar la reincidencia y avanzar en la disminución del índice de niñas, niños y adolescentes que realizan actividades lucrativas en calle, contribuyendo al desarrollo social de los menores y sus familias.