Respeto y agradecimiento a nuestros bacheadores: Toño Ochoa

  • Son también padres de familia, hermanos e hijos que trabajan
  • Seamos empáticos, que prevalezca el ambiente de amor y esperanza, invita el presidente

“Tras las lluvias, el programa de atención intensiva a los baches se desplegó por toda la ciudad con cuadrillas compuestas por trabajadores que son padres de familia, hermanos, hijos, a quienes debemos reconocer su esfuerzo”, destacó el presidente Toño Ochoa.

Ellos, junto con las hermanas, madres e hijas que se encargan en este programa de lo administrativo, laboran todos los días, incluso los domingos y días festivos, en horas extras, destacó.

“Como sociedad, deberíamos motivarlos en donde anden, hasta invitarlos un refresco para que sigan su ardua jornada para mejorar nuestras calles”, expresó.

Lamentablemente, dijo, así como hay gente buena que valora su trabajo, también existen aquellos que no contribuyen a mejorar Durango y sólo entorpecen su labor.

“Debemos seguir solidarios, como lo hemos hecho desde la contingencia climática, no permitamos que unos cuantos enrarezcan el ambiente de amor y esperanza en la capital”, indicó.