Aprueba Cabildo sanciones contra sustracción indebida de agua

  • Se pretende generar una reflexión social orientada a la relevancia que tiene en estos tiempos el cuidado del agua
  • Será la próxima Administración la que se determine el monto de las sanciones; después serían incluidas en la Ley de Ingresos de 2023

Por iniciativa del Presidente Municipal Jorge Salum del Palacio, en el municipio de Durango ya se sancionará a aquellas personas que sustraigan de forma indebida agua potable, luego que los integrantes del Cabildo aprobaron por unanimidad la reforma para la prevención y sanción, además de una medida contra el cambio climático.

En sesión ordinaria, el Alcalde expresó que con esta reforma se establece la sanción al “huachicol” de agua potable; sin embargo, será la próxima Administración, dentro del seno de la Comisión de Hacienda, que se determine el monto de la misma, después sería incluida en la Ley de Ingresos de 2023.

“La intención es seguir construyendo la estructura para que Durango, de manera sostenida, pueda tener mecanismos que garanticen el abasto de agua”, dijo Salum del Palacio.

De acuerdo a la iniciativa, recibirán sanción aquellos que distribuyan o suministren agua potable a través de pipa u otro medio de almacenamiento de manera indebida; alterar, impedir o restringir de cualquier forma, sin causa justificada, el flujo de agua destinado al suministro de los usuarios de dicho servicio; sustraer o apropiarse del agua potable de la infraestructura hidráulica. Serán de dos a seis años de prisión, además de remuneración económica.

Se equiparán al delito de sustracción o apropiación de agua potable las siguientes conductas:  comercializar o explotar agua potable sustraída o apropiada; almacenar, ocultar, poseer o resguardar agua potable sustraída o apropiada clandestinamente para su uso, consumo y venta en cualquier modalidad, y el transportar, suministrar o distribuir por cualquier medio el agua potable sustraída o apropiada indebidamente.

Con esta iniciativa se pretende generar una reflexión social orientada a la relevancia que tiene en estos tiempos el cuidado del agua, procurando que cada uno de los ciudadanos hagan un uso moderado, para preservar las condiciones actuales en el acceso, disposición y saneamiento del vital líquido; es decir, para consumo personal y doméstico en forma eficiente, salubre, aceptable y asequible.

El Alcalde Jorge Salum agregó que esta Administración, como nunca antes, ha hecho esfuerzos por diversas vías para garantizar el suministro de agua potable.

“Esta reforma es para tener mayores castigos contra quienes tengan agua de manera ilegal, sin contratos y medidor. El fin es ir regularizando, para que Aguas del Municipio tenga mayores ingresos que ayude como Administración, independientemente de quién esté al frente, creando más y mejor infraestructura”, abundó.

Por otro lado, se coadyuvará para contrarrestar los efectos del cambio climático, ante la escasez del vital líquido que se viene presentando en el mundo, sin que Durango sea la excepción, además por la sequía y los daños que se ocasionan a la red de distribución de agua potable.

En el municipio de Durango existe un gran número de asentamientos urbanos que dependen de las redes de distribución de agua potable y que en ocasiones son afectados por la escasez de agua, sobre todo por la instalación de tomas clandestinas desde las que extraen y sustraen el agua.

Durante el análisis de esta iniciativa se hizo ver que las tomas clandestinas constituyen una flagrante violación del derecho de todo ciudadano debidamente incorporado al padrón de usuarios del servicio de agua potable y alcantarillado, y a la generación de problemas, incluyendo de la salud, pues se trata de un líquido vital para el ser humano.