Aprueba Cabildo enajenación de propiedad municipal

  • Será destinada a la construcción de espacios para la Fundación Beleshka por una Nueva Vida, A.C. y al STAUJED
  • Se encuentra ubicada en avenida Calicante de la Colonia Valle Verde

En la sesión virtual de Cabildo, se aprobó la enajenación de una propiedad municipal con el propósito de que la Fundación Beleshka por una Nueva Vida, A.C. y el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Juárez (STAUJED) cuenten con mejores espacios para brindar un eficiente servicio a la población.

Ambas solicitudes fueron aprobadas por unanimidad, dando muestra de ser un Gobierno Municipal sensible, en donde el Presidente Municipal Jorge Salum del Palacio, realizó las gestiones necesarias para que cumplieran con los requisitos y fueran autorizadas por los integrantes del Cabildo.

Hace un año ambas instituciones realizaron la solicitud de enajenación municipal, la cual está ubicada en la avenida Calicante de la colonia Valle Verde, en un espacio de dos mil metros cuadrados, con un valor comercial de alrededor de 1.2 millones de pesos y catastral cercana a los 900 mil pesos.

Desde el 2015, la Fundación Beleshka por una Nueva Vida, A. C. ofrece atención educativa a la población adulta y con algún tipo de discapacidad. La construcción a realizar en el terreno de 500 metros cuadrados contará con alrededor de 20 áreas de apoyo, como es en atención psicológica, nutricional, terapia de la comunicación humana, alfabetización, área jurídica y de alimentación, club de tareas, atención a adicciones, computación, reforzamiento de aprendizaje, pláticas, talleres y constelaciones familiares, entre otros.

Mientras tanto el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Juárez (STAUJED), una vez que realice la construcción del inmueble, sus miembros contarán con un espacio para realizar actividades académicas, culturales y deportivas.

Ninguna de las dos propiedades podrá ser enajenadas o segregadas, mucho menos deben ser utilizadas para otros fines a los antes ya mencionados.

Incluso, si a un año de haberse autorizado y publicado en la gaceta municipal no se ha iniciado con la construcción del inmueble o desaparezcan ambas instituciones no se le dará otro uso, la propiedad pasará de nuevo al gobierno municipal.