Remodela Salum iluminación de Catedral y de San Agustín

  • Cumpliendo las disposiciones del INAH, se sustituirán 657 luminarias con tecnología LED en los dos recintos
  • Arquidiócesis de Durango agradece la iniciativa en el cuidado y conservación del patrimonio histórico

En una apuesta más para el cuidado y la conservación del patrimonio histórico de Durango, el Presidente Municipal Jorge Salum del Palacio anunció el inicio de la remodelación del alumbrado ornamental de la Catedral Basílica Menor y del templo de San Agustín, con la aprobación y respeto de todas las disposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Durante el arranque, el Alcalde capitalino destacó que la iluminación ya se encontraba deteriorada por el paso tiempo, pero una vez rehabilitada recuperarán ese brillo nocturno que los caracteriza.

“Lo que vamos a reponer quedará en muchas mejores condiciones, con inversión razonablemente baja, en comparación con los resultados que vamos a tener para todos los duranguenses”, expresó.

En representación de la Arquidiócesis de Durango, el Padre Francisco del Campo, agradeció al Presidente Municipal por atender esta invitación para que la Catedral también luzca mejor en su exterior.

“Preocuparse por la Catedral es de gran interés para hermosear algo exterior que redundará en el bien y en la fe de los ciudadanos; va a tener un impacto mundial”, exclamó.

De acuerdo al director municipal de Obras Públicas, Rodrigo Mijares Casavantes, el proyecto incluye  la sustitución de 460 luminarias con tecnología LED en la Catedral, en sus dos campanarios, las dos caras laterales del recinto, la cúpula principal, los tres accesos y  el atrio.

Explicó que en el templo de San Agustín se sustituirán 197 luminarias: en el campanario, en la cúpula principal, la cúpula menor, en los diferentes ventanales, en los muros de la fachada y en las dos entradas al sitio.

Se cambiará el cableado, interruptores, registros eléctricos dañados y conectores, así como las placas de cantera que estén deterioradas, en el caso de las luminarias empotradas en el atrio. La inversión es de 4.8 millones de pesos en la Catedral y 2.6 millones en San Agustín.

Por su parte, el David Payán Guerrero, destacó el esfuerzo de Salum del Palacio para realizar esta remodelación, ya que la Catedral es un orgullo, un símbolo religioso y una gran joya arquitectónica para los duranguenses.

“El que hoy el Gobierno de Jorge Salum esté interviniendo la Catedral es un precedente para que la próxima Administración le ponga atención al Centro Histórico, uno de los más bonitos del país”, afirmó.

Finalmente, Gabriel Mendoza Ávila, director municipal de Servicios Públicos, dejó claro que no sólo en alumbrado público se tuvo beneficios por la renegociación del contrato por luminarias, sino también en contar con una mayor capacidad de maniobra para atender otros sitios prioritarios.