Retira Municipio 4,500 toneladas de basura para evitar inundaciones

  • Con el Programa de Prevención de Inundaciones se ha hecho limpieza en canales, arroyos, alcantarillas y rejillas pluviales de la ciudad
  • La ciudadanía debe asumir su responsabilidad y evitar tirar basura en las calles

A través del Programa de Prevención de Inundaciones en la ciudad, el Gobierno Municipal del Presidente Jorge Salum del Palacio ha retirado de canales, arroyos, alcantarillas y rejillas pluviales más de cuatro mil 500 toneladas de desechos, entre basura, escombros, llantas y malezas.

De acuerdo al director de Aguas del Municipio de Durango (AMD), Rodolfo Corrujedo Carrillo, se dio limpieza integral de los 5.4 kilómetros que integran el segmento abierto del canal Acequia Grande, que va de la avenida Nazas a la carretera México, de donde se retiraron más de 1.5 toneladas de basura, escombros y maleza.

En suma, con lo retirado de alcantarillas y otros equipamientos urbanos, se han alcanzado 3.8 mil toneladas; al concluir el programa, se estima retirar hasta 4.5 mil toneladas, aseveró.

Por su parte, el director municipal de Servicios Públicos, Gabriel Mendoza Ávila, informó que en total han retirado 710 toneladas de basura y más de 500 llantas de los arroyos Las Mangas, La Virgen y La Tarjea, así como en los canales El Temazcal, San Ignacio y San Juan.

Para ello, dijo, se han utilizado cuatro volteos, dos retroexcavadoras y ocho camionetas estaquitas, con la labor diaria de 100 trabajadores distribuidos en varias cuadrillas de atención.

Con estos trabajos, que se prolongan hasta septiembre y octubre, se pretende eliminar la posibilidad de inundaciones; sin embargo, la otra mitad de la garantía depende del ciudadano, al ser responsable de la existencia de basura en las calles; su responsabilidad cívica es lo más importante, afirmó Corrujedo Carrillo.

“Es momento de hacernos responsables y exigirnos respetuosamente, unos a otros, dejar de arrojar basura a las calles y así realmente promover una ciudad segura y limpia”, expresó.

Una tercera etapa en la aplicación del programa de limpieza, es la de restauración o reemplazo de rejillas dañadas o inexistentes, ya que por una parte los desperfectos comúnmente se presentan dado el tráfico vehicular sobre ellas y por otra parte los intentos de hurto o su consumación, finalizó.