Avalan regidores Código de Ética para el Municipio

  • Dará continuidad a la política de transparencia, legalidad, desempeño, rendición de cuentas y acceso a la información que impulsa el Alcalde
  • Se aplicará a todas las personas que desempeñen un empleo, cargo o comisión al interior de alguna dependencia o entidad de la Administración

Integrantes del Cabildo capitalino aprobaron, por unanimidad, el Código de Ética de los Servidores Públicos del Municipio de Durango, el cual estipula que deberán observar los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad, eficiencia, objetividad, profesionalismo, eficacia, equidad, transparencia, economía, integridad y competencia por mérito en el desempeño de su empleo, cargo o comisión.

Este Código dará continuidad a la política de transparencia, legalidad, desempeño, rendición de cuentas y acceso a la información que ha marcado el Presidente Municipal Jorge Salum del Palacio, para una mejor prestación del servicio público desde las diferentes dependencias y entidades municipales.

En un trabajo coordinado entre la Contraloría Municipal y regidores, el documento dará cumplimiento a los artículos 6 y 16 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, el cual menciona que todos los entes públicos están obligados a crear y mantener condiciones estructurales y normativas que permitan el adecuado funcionamiento del estado en su conjunto, y la actuación ética y responsable de cada servidor público.

Los servidores públicos deberán observar el Código de Ética que al efecto sea emitido por las secretarías o los órganos internos de control, conforme a los lineamientos que emita el Sistema Nacional Anticorrupción, para que en su actuación impere una conducta digna que responda a las necesidades de la sociedad y que oriente su desempeño.

El presente Código de Ética establecerá un conjunto de principios y reglas de integridad que orienten, en un marco de aspiración a la excelencia, el desempeño de las funciones y la toma de decisiones de los servidores públicos, asumiéndolos como líderes en la construcción de la nueva ética pública.

Asimismo, constituir el eje a partir del cual las dependencias y entidades de la Administración Pública Municipal, elaboren sus respectivos Códigos de Conducta en los que se consideren riesgos éticos específicos, en atención a su misión, visión y atribuciones.

Se aplicará a todas las personas que desempeñen un empleo, cargo o comisión al interior de alguna dependencia o entidad de la Administración Pública del Municipio de Durango.

Será obligación de las dependencias y entidades proporcionar el Código de Ética al personal de nuevo ingreso, a través de medios físicos o electrónicos y de acuerdo con las políticas de austeridad, a fin de que estos tomen conocimiento de su contenido y, posterior a su estudio, suscriban una carta compromiso de alinear el desempeño de su empleo, cargo o comisión a lo previsto en este documento.

La Contraloría Municipal otorgará la asesoría y apoyo que corresponda a los titulares y demás servidores públicos de las dependencias y entidades del Gobierno Municipal.