Permanentes, operativos de seguridad decembrinos en el Municipio

  • El Gobierno Municipal trabaja para que las acciones sean preventivas y no coercitivas
  • Tanto los operativos de la Policía Vial como Preventiva, cumplen con respeto a derechos humanos, y son vigilados

Desde los primeros días de diciembre, el Gobierno Municipal tiene activos diversos operativos para proteger a los ciudadanos, a través de la Dirección Municipal de Seguridad Pública (DMSP).

Los trabajos realizados por los policías tienen un enfoque preventivo más que coercitivo, explicó Antonio Bracho, director de Seguridad Pública, quien destacó que la indicación del presidente Jorge Salum ha sido actuar con respeto a los derechos humanos y salvaguardarlos.

Por esto, los protocolos aplicados contemplan concientizar a los ciudadanos, por ejemplo en el caso de conducir en estado de ebriedad.

Dicho enfoque ha generado buenos resultados, ya que el número de conductores en estado etílico detectados en los operativos antialcohol, se ha reducido en esta temporada, en comparación con otros meses.

El director precisó que antes de diciembre se documentaban hasta 70 infracciones y en ocasiones remisiones, por conducir ebrio, pero ahora han registrado 42, lo que da muestra de la importancia de apelar a la consciencia de la población.

Como lo ha indicado el alcalde, los dispositivos de seguridad cumplen con la normativa para salvaguardar los derechos humanos de los duranguenses, además se colocan en lugares iluminados, con lonas donde se indican  números telefónicos para reportar cualquier acto irregular.

Asimismo, los policías preventivos, están presentes en diferentes zonas para protección de las familias, es el caso del Centro Histórico, centros comerciales y cajeros automáticos; trabajan en coordinación con la Policía Estatal, Guardia Nacional y SEDENA.

Para mejorar la estrategia preventiva, también se tiene la colaboración de gerentes de instituciones bancarias, para evitar robos.

De esta manera, el Municipio garantiza su compromiso con el bienestar de las familias durante las fiestas navideñas, para prevenir accidentes y otros incidentes de inseguridad, con lo que se prevé un saldo blanco al término de las mismas.