Preserva Salum las tradiciones duranguenses

  • En la Plaza de Armas, Alcalde llevó a cabo la décimo segunda exhibición de danzas en Durango
  • Danzas participantes evitarán pirotecnia caliente para no afectar a personas con discapacidad o en condición susceptible y a mascotas

Luego de meses de confinamiento, 21 danzas de la ciudad participaron en la décimo segunda exposición organizada por el Presidente Jorge Salum del Palacio, a través de las Direcciones de Medio Ambiente y el IMAC, para preservar las tradiciones que dan identidad a los duranguenses.

Sin duda esta exhibición es una buena noticia para la capital, ya que demuestra que se van recuperando los eventos que reúnen a los duranguenses como una verdadera familia, afirmó el Alcalde.

“Por la pandemia, el año pasado no se realizaron las danzas, por eso ahora me da mucho gusto que estemos en esta exhibición que contribuye a conservar estas tradiciones”, expresó.

En este encuentro que reunió a muchas familias en la Plaza de Armas, el Edil capitalino además entregó reconocimientos a los participantes.

“Hemos estado trabajando para que las tradiciones no se pierdan y que los matachines, como la gente nos conoce, continúe”, afirmó Aarón Aguilar, representante de los danzantes.

Con 35 años danzando, el señor Raymundo Rosales, de la danza “Pieles Rojas”, también consideró importante que el Alcalde Jorge Salum le apueste a preservar esta tradición.

“Muchas gracias porque estos eventos unen a la gente y no se olvidan nunca, los danzantes nos lo llevamos en el alma”, dijo.

La directora del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), Patricia de la Cruz, expuso que las danzas son patrimonio cultural de Durango; por ello, es importante preservar estas nuestras tradiciones.

“Fortalecemos estas  tradiciones añ ritmo del tambor y en cada pisada de los danzantes”, añadió.  

En su intervención, el director municipal de Medio Ambiente, Francisco Franco Soler, manifestó que las 21 danzas que participaron en la exhibición de manera voluntaria se comprometieron a evitar el uso de pirotecnia caliente, para no afectar a las personas con alguna discapacidad o en condición susceptible a estos artefactos y a las  mascotas.

“Valoremos lo que tenemos en casa y sigamos viviendo esta bonita tradición, como herencia cultural desde el México prehispánico”, finalizó.