Retiran comerciantes voluntariamente sus puestos de la Plaza de Armas

  • Mediante el diálogo y anteponiendo la aplicación del Reglamento y el bienestar general, deciden apartarse del lugar
  • Con estos tres puestos ya suman nueve estructuras metálicas y carretones retirados en la presente semana

La madrugada de este sábado se logró de manera ordenada y pacífica el retiro voluntario de tres puestos más de la Plaza de Armas, que por años se habían instalado, según lo dio a conocer el director municipal de Inspección, César Rosales Hernández.

Explicó que esto se logró gracias a una serie de negociaciones basadas en el diálogo directo y anteponiendo la aplicación debida del Reglamento y el bienestar general de la ciudadanía a los intereses personales.

Con estos tres puestos ya suman nueve estructuras metálicas y carretones retirados en la presente semana, para favorecer la imagen pública, el mejor tránsito peatonal y la seguridad de este emblemático lugar de la ciudad, destacó.

“El objetivo de este operativo es el rescate de espacios públicos; la ciudadanía y el turismo tendrán de vuelta una plaza más desahogada, con más facilidades para quien desee visitarla y definitivamente con mejor vista”, expresó el funcionario municipal.

Bajo estos tres preceptos, afirmó, se consideró en iniciar este operativo especial apegado a la ley, en los que este grupo de comerciantes retirados voluntariamente reconoció que además de no tener un permiso actualizado, la Plaza de Armas ya está saturada y requiere de una atención que por años y administraciones no se le había dado.

Por otra parte, Rosales Hernández manifestó que el resto de los puestos que necesitaron ser retirados en grúa se dio por la omisión que los propietarios hicieron primero del exhorto previo que les fue entregado; después, por incumplir los acuerdos y resultados de las reuniones y mesas de trabajo realizadas con anterioridad con la totalidad de este grupo de comerciantes, en su mayoría artesanos.

Una vez resuelto su caso y cubierta su sanción por ocupación indebida de vía pública y falta de permiso para comercializar sus productos ante el juzgado Cívico, se les regresarán sus puestos y productos pero no podrá volver a instalarse en dicha plaza, aclaró.

El compromiso con el grupo total de los retirados es reubicarlos en otros lugares que no estén saturados y donde ellos puedan seguir laborando y llevando el sustento diario a  sus hogares, finalizó.