Intencionalidad política frena Ley de Ingresos 2021: Salum

  • Pretenden que el Ayuntamiento de la capital no tenga la movilidad ni solvencia económica suficiente y debilitar aún más sus finanzas, señala
  • Al aprobar esta Ley se tomaron medidas únicas para Durango que en los demás municipios se permitieron

on una clara intencionalidad política, el Congreso del Estado de Durango impidió al Gobierno Municipal contar con una Ley de Ingresos 2021 equilibrada y responsable, para que no tenga la movilidad y solvencia económica suficiente a fin de debilitar aún más sus finanzas, señaló el Presidente Jorge Salum del Palacio.

Al aprobar esta Ley de Ingresos 2021, los legisladores de Morena tomaron medidas únicas para Durango que en los demás municipios se permitieron, por ejemplo: a todos los ayuntamientos excepto al de la capital se autorizó el ajuste a la inflación en el predial que marca la ley, sin explicación razonable, subrayó.

Sólo en Durango se tomó como base la Ley de Ingresos 2020 y no la enviada como propuesta por el Municipio, lo cual no sucedió con los otros ayuntamientos, lo cual ponen en mayores dificultades financieras a la capital.

“Hay intención política de buscar que el Ayuntamiento no tenga la solvencia económica suficiente, debilitarnos, la afectación es importante toda vez que ya era débil la situación misma del Ayuntamiento”, reclamó Salum del Palacio.

Incluso, al hacer esto se impidió que a los ciudadanos duranguenses se les pudiera hacer un ajuste a la baja en algunos cobros por derechos, como son eventos deportivos, venta de mezcal artesanal, permisos provisionales de venta de productos, entre otros.

En Durango se propuso para evitar el dispendio fijar un consumo básico de agua a cuota preferencial, hasta 20 metros cúbicos, lo cual fue rechazado, pero a Gómez Palacio se le aprobó un cobro similar, pero con un consumo menor: 12 metros cúbicos.

Estos ejemplos dejan claro que son los intereses políticos los que calificaron la Ley de Ingresos 2021 y no la razón para buscar las mejores condiciones financieras que permitan al Municipio de Durango y a sus habitantes contar con los servicios que requiere.

Evidentemente hay una intención de que el Municipio no tenga movilidad, ni recurso. Rechazar la Ley de Ingresos debilita al Municipio porque no permiten que recaude de forma efectiva, además que lo hacen sólo con Durango, recalcó.